Paneles LED. Alternativa a las pantallas fluorescentes

Los paneles LED son la mejor opción para sustituir a las pantallas de tubos fluorescentes.

Los paneles LED dan una luz uniforme pudiendo ahorrar hasta un 80% en comparación con las pantallas de fluorescentes normales. Tienen una vida útil de 50.000 horas, son de fácil instalación y no tienen mantenimiento.

Los paneles LED son ideales para oficinas, comercios, donde se pueden instalar en lo techos desmontables de una forma discreta y a la vez elegante gracias a su diseño, dando un máximo de iluminación con un reducido consumo.

Podemos recrear cualquier tipo de ambiente, desde blanco frío o neutro para oficinas o comercios hasta blanco cálido o RGB, existiendo para todos la opción de ser regulables en intensidad.

Entre  las ventajas de los paneles LED podemos encontrar las siguientes:

  • Reducir el consumo en iluminación en un 80%
  • Vida útil de 50.000 horas.
  • Instalación sencilla en falsos techos o descolgados usando accesorios para ello.
  • Diseño elegante.
  • Ahorro al no tener que cambiar fluorescentes constantemente.
  • Las versiones regulables se adaptan a todos los ambientes.
  • Son ecológicos.

¿Donde es aconsejable la instalación de panel de LED?

Se aconseja instalar los paneles LED en aquellos lugares donde se requiera mucha intensidad de luz y ahorro energético. Gracias a su posibilidad de ser regulables en temperatura y dimables también en aquellos sitios que se necesite acondicionar una estancia en función del momento con tan solo un click:

– Hoteles, salas de conferencia (donde se puede iluminar con intensidad, bajar intensidad de luz, o crear ambientes cálidos). Centros de negocio, oficinas (donde se intenta buscar una temperatura de color ideal para trabajadores). Salas de prensa, universidades, colegios, bibliotecas, salas de espera de clínicas, tanatorios, despachos. Ideal para centros comerciales y escaparates para mantener la sensación de cambio constante en la decoración.

¿Que tipo de luz elegir para cada estancia?

Blanco cálido:  (3000  ºK) Es una luz cálida ideal para ambientes con decoración en los que destaquen materiales como madera, dorados y elementos clásicos. Ideal para Restaurantes, Salas de espera, Salón de actos, etc

Blanco frío: (6000  – 7000ºK)  Crea un efecto sobre el espacio de dinamismo, claridad, limpieza. Ofrece máxima luminosidad en ambientes de trabajo como Talleres, Hospitales, Parkings, Oficinas, Supermercados.

Blanco neutro: (4000  – 4500ºK) La luz más versátil de todas. Similar a la luz del día. Ideal para cualquier tipo de estancia.

 

Enlaces patrocinados:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter